Qué objetivo comprar para mi cámara

agosto 15, 2013 Comments Off

que-objetivo-comprar

La compra de un nuevo objetivo, ya sea para sustituir el que nos venía con la cámara o para añadir uno nuevo a nuestra mochila, es una decisión que puede estar plagada de dudas. Al realizar una buena elección de objetivos para nuestra cámara es fundamental tener en cuenta qué tipo de fotografía nos gusta o dónde queremos llegar con el nuevo objetivo.

Si lo que queremos es ampliar nuestro equipo, el primer paso antes de empezar a comparar objetivos es mirar en nuestra mochila y ver qué distancias focales tenemos cubiertas y si tenemos necesidad de más angulares para obtener una ángulo de visión más abierto o lo que queremos es más tele objetivo para fotografiar cosas más lejanas.

Si lo que queremos es sustituir el objetivo que habitualmente viene con un kit de cámara reflex, la apertura máxima será nuestra prioridad. Objetivos más luminosos con aperturas de 2,8 nos permitirán enfoques más selectivos, con menos profundidad de campo y trabajar en condiciones de menos luz sin tener que aumentar el ISO o usar el flash.

Una vez tenemos decidida la compra de un objetivo, estas son algunas de las preguntas que pueden surgir:

¿Comprar un objetivo de la misma marca que mi cámara o comprar uno fabricado por otros?

La principal diferencia que encontramos entre los objetivos fabricados por Canon, Nikon, Sony o Pentax y los fabricados por Sigma, Tokina o Tamrom suele estar en el precio, siendo los fabricados por esta últimas marcas los más económicos. Pero, para ser justos con unos y con otros, lo importante es comparar igual por igual, mismos rangos de distancias focales, mismas aperturas máximas y mismo rango de precio. No olvidéis que los fabricantes te dan lo que pagas. Y cuanto más pesa más cuesta.

Está claro que lo mejor es probar antes de comprar, por lo que siempre es interesante buscar entre nuestro círculo de amistades si alguien tiene el objetivo que buscamos y hacer varias pruebas a diferentes aperturas y diferentes distancias focales si es un zoom. Miraremos los resultados en la pantalla del ordenador y con la fotografía al 100%, fijándonos en la nitidez y la calidad en el centro y en las esquinas. Si no podéis probarlo, buscar comparativas y pruebas en internet es la solución, pero, ojo, a veces las pruebas no son muy reales. Por lo que no os quedéis con lo que os diga el primero que lo ha probado. Uno de mis sitios preferidos para leer opiniones antes de comprar es Fred Miranda, un foro donde están listados muchos objetivos tanto de fabricantes de cámaras como de otras marcas.

¿Comprar un objetivo fijo?

Los objetivos fijos, que sólo cubren una distancia focal tienen muy buena calidad porque su construcción es más sencilla y son muy luminosos. Si tenéis otro objetivo con zoom con una buen rango focal, como el 18-105, la idea de comprarse un objetivo fijo os puede reportar muchos beneficios. Las limitaciones de tener una sola distancia focal hace que tengamos que trabajar mucho más la composición, buscar mejores ángulos y en definitiva, acercarse más a lo que estamos fotografiando. El principio será duro, la sensación de quedarse lejos o perder fotografías es normal, pero el uso continuado de un objetivo fijo mejora nuestro estilo y nos hace más creativos.

Las distancias focales más recomendadas en objetivos fijos y cámaras con sensores APS-C son el 35mm que sería un objetivo normal sin distorsiones ópticas, ideal para exteriores, un poco justo en interiores, perfecto para detalles y que se puede usar para retratos.
El 50mm, que en APS-C sería un teleobjetivo corto, es el perfecto para retratos, aunque yo prefiero el 105mm al comprimir un poco más la imagen y desenfocar más el fondo. Por último, para los que os gusta más la fotografía callejera y el reportaje, un 28mm. en aps-c equivale al mítico 35mm de las cámaras full frame, os dará un poco más de angular que el normal, lo que lo hace más versátil y obliga a acercarse más.

¿Diafragma variable o fijo en un zoom?

Para saber si un zoom es de diafragma variable o fijo hay que buscar en la nomenclatura del objetivo, en la parte frontal o en el lateral. Si después de la distancia focal, pone f:3,5-5,6, tenemos un objetivo con diafragma variable y, a medida que hacemos zoom, el diafragma se cerrará automáticamente, ganando profundidad de campo. Si sólo pone un diafragma f:2,8 tenéis un zoom con diafragma fijo y mantendrá el diafragma en todo el rango focal del objetivo.

Yo siempre prefiero el diafragma fijo en el zoom para poder aprovechar al máximo las prestaciones del objetivo, pero el precio entre fijo y variable suele ser grande, siendo el fijo muchos más caro. Las ventajas que tenemos con el diafragma fijo son más luminosidad al poder trabajar a f:2,8, más calidad en diafragmas intermedios como son el 5,6 y el 8, mayor comodidad al no tener que variar la medición si cambiamos el encuadre y distancias mínimas de enfoque. En resumen, todas las ventajas de objetivos más caros pensados para usuarios más exigentes.

La compra de un nuevo objetivo es una inversión, cuanto más gastemos más nos ofrece, pero también tiene que ir vinculada a nuestras necesidades, ya que el objetivo no hace las fotos solo, por lo que antes de comprar un objetivo, piensa si ya le has sacado todo el partido al que tienes.

Comments are closed.

UA-38446713-1